⊛ ¿Qué es el delito de violencia de género en Málaga? - Galán Palmero Abogados

Delitos de violencia de género

Un delito de violencia de género es un mal que afecta a una gran parte de la sociedad y no solo a la mujer que lo sufre. El mismo se incluyó en el Código Penal por los hechos de manifiesta desigualdad y el poder que ejercen los hombres sobre las mujeres que son o fueron sus parejas.

No solo se trata de maltratos físicos, también puede referirse a daños psicológicos o de cualquier otra índole.

¿Qué es un delito de violencia de género?

La forma como las personas ven este tipo de delito ha cambiado mucho durante los últimos años. Hasta hace unas pocas décadas no se consideraba un crimen y era un comportamiento socialmente aceptado, incluso por las mujeres que eran maltratadas por sus parejas.

Con su tipificación como delito se pretende castigar la violencia física, psicológica o de cualquier tipo que un hombre ejerza hacia una mujer siempre que exista o haya existido una relación afectiva entre ambos. Aquí es importante tomar en cuenta que no es necesario que el agresor y la víctima hayan convivido juntos, pues se trata de una violación contra la integridad personal de las afectadas que es cometido por el dominio o el poder que el hombre ejerce sobre la mujer. Dicho de otro modo, para que un delito sea considerado como de género, el sujeto activo siempre será un hombre, mientras que el sujeto pasivo ha de ser necesariamente una mujer.

Así, para reforzar la lucha contra este tipo de violencia, en 2005 se crearon los tribunales competentes para conocer específicamente de estos asuntos, que son los Juzgados de Violencia sobre la Mujer.

Ley que lo regula

Los delitos de violencia de género se encuentran debidamente regulados en la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género.

Además de la mencionada ley, estas agresiones están contempladas en diferentes artículos del Código Penal, donde se protege a las víctimas contra: Las posibles lesiones o amenazas, así como el maltrato físico o psíquico en el ámbito familiar, Injurias, vejaciones, coacciones o acoso en el ámbito familiar (conocido como stalking).

¿Quiénes son las víctimas de los delitos de género?

Como ya mencionamos, el sujeto pasivo de este tipo de agresiones siempre es una mujer que mantiene o mantuvo una relación sentimental con su agresor. Sin embargo, no es la única víctima.

El artículo 173.2 del Código Penal también establece como posibles víctimas indirectas a: Los descendientes, ascendientes o hermanos por naturaleza, adopción o afinidad, propios o del cónyuge o conviviente. También a los menores o personas con necesidad de protección especial que convivan con el agresor, así como aquellos que estén sujetos a la potestad, tutela, curatela, acogimiento o guarda de hecho del cónyuge o conviviente. Por otro lado, las personas amparadas en cualquier otra relación y que se encuentre integrada en el núcleo de la convivencia familiar.

Además de los casos anteriores, también se reconocen como víctimas a las personas que por su especial vulnerabilidad se encuentran sometidas a custodia o guarda en centros públicos o privados.

Por otro lado, el artículo 173.2 de la referida normativa también establece una pena de prisión de seis meses a tres años, además de la privación del derecho a la tenencia y porte de armas de tres a cinco años. En los casos donde el tribunal lo estime adecuado al interés del menor o persona necesitada de protección especial, se podrá inhabilitar al agresor para el ejercicio de la patria potestad, tutela, curatela o guarda por tiempo de uno a cinco años. Esto sin perjuicio de las posibles penas que correspondan a los delitos en que se hubieran provocado los actos de agresión física o psicológica.

¿Cuáles son las diferencias entre la violencia de género y la doméstica?

Algunas personas piensan que la violencia doméstica es lo mismo que la de género; sin embargo, esto no es así, pues se trata de dos agresiones diferentes que afectan distintas relaciones familiares.

El objetivo principal de las leyes y reglamentos contra los delitos de la violencia de género es proteger a la mujer frente a las agresiones físicas, psicológicas o verbales de su pareja, aunque no exista convivencia mutua.

En contraposición, las agresiones domésticas se producen siempre dentro del núcleo familiar y la puede ejercer y sufrir cualquiera de los miembros de la familia. Es decir, no solo es agresión entre la pareja, también pueden ejercerla una madre sobre sus hijos o un nieto sobre su abuela.

¿Se puede suspender la condena en los delitos de violencia de género?

La respuesta corta es: Si, si se puede suspender la condena producidas por este tipo de agresión, aunque no es tan sencillo lograr la suspensión. El artículo 83.2 del Código Penal pone como condición para la suspensión de la condena que el reo no vuelva a delinquir en el plazo indicado y al cumplimiento de ciertas reglas.

Reglas que hay que cumplir para la suspensión de la condena:

Los requisitos, así como las normas que se deben cumplir pueden cambiar según cada caso particular, pero por lo general se reducen a velar por las siguientes reglas:

Prohibición de aproximación

La primera norma a cumplir es la de no aproximarse a la víctima o a ningún otro miembro de su familia que determine el juez o el tribunal que maneje el caso. De la misma forma, tampoco podrá permanecer cerca a sus domicilios, a sus lugares de trabajo o a otros lugares habitualmente frecuentados por ellos.

En algunos casos el juez o tribunal podrán exigir que el imputado no se pueda comunicar con sus familiares por ningún medio.

Prohibición de residir en un área en particular

Este punto está muy relacionado con el anterior y tiene como objetivo evitar que el agresor y la víctima entren en contacto fortuitamente.

Por ello se le prohíbe al agresor residir en un lugar determinado o acudir al mismo, ya que se le puede presentar la ocasión de cometer nuevas agresiones.

Participar en programas de formación

Otro requisito común para suspender la condena es que el agresor debe participar en programas formativos, laborales, culturales, sexual, de protección de los animales, de igualdad de trato y no discriminación, y otros similares.

¿Es necesario acudir a la asesoría de un abogado en Málaga para violencia de género?

Llegados a este punto se debe tomar en cuenta que, para gestionar cualquier asunto relacionado con un delito de violencia de género, es importante contar con la asistencia de un abogado especialista en derecho penal que tenga experiencia en el área. Si no se dispone de esta asesoría se corre el riesgo de no acudir a las instancias debidas o de no cumplir con lo previsto en la ley y el delito puede quedar impune.

¿Preguntas?

¿Tienes alguna duda? ¿Quieres contratar algún servicio o pedir presupuesto?

Escríbenos, estaremos encantados de atenderte en la mayor brevedad posible

imginicio5

Solicitar presupuesto

    He leído y acepto la política de privacidad.