⊛ ¿Cuáles son los delitos contra las personas y cómo ocurren? - Galán Palmero Abogados

Delitos contra personas

En el Código Penal español que entró en vigencia el 23 de noviembre de 1995 están contemplados un gran número de delitos diferentes, desde los delitos contra la libertad o el patrimonio hasta económicos o la salud pública, entre otros. En su libro II, títulos I al V tipifica los cometidos contra las personas.

En razón de lo anterior, veamos los delitos que se cometen contra la integridad física de las personas causándoles lesiones o incluso la muerte.

Los delitos contra las personas

En este tipo de delito, la víctima es un apersona y el bien jurídico protegido es su integridad y su vida.

Homicidios

Los homicidios, se encuentran tipificados en el artículo 138 del Código Penal español. Allí se establece que el que matare a otro, será castigado con la pena de prisión de diez a quince años.

Ahora bien, para que un homicidio sea catalogado como doloso se requiere una conducta, por parte del agresor, encaminada a la destrucción de la vida humana. Además, exige conciencia del alcance de sus actos y su voluntad de acción dirigida a acabar con la vida ajena.

En otras palabras, el homicidio es la muerte de una persona causada por otra persona, siempre que la muerte de la víctima sea exclusivamente resultado de la acción u omisión realizada por el agresor.

Asesinato

Es un delito que atenta contra la vida humana. El homicidio es la muerte de una persona como conducta consistente en «matar a otro» y puede presentar la modalidad comitiva dolosa y la modalidad comisiva imprudente o culposa. Está tipificado en el artículo 139 del Código Penal español y su castigo será la pena de prisión de quince a veinte años, según ocurra alguna de las circunstancias siguientes: Con alevosía; por precio, recompensa o promesa o con ensañamiento.

Es decir, es una forma de asesinato, pero con agravantes en razón de la forma en que se atente en contra de la vida humana.

Las lesiones personales

Los delitos de lesiones son los cometidos por cualquier medio o procedimiento que causare a otro una lesión que menoscabe su integridad corporal o su salud física o mental. El castigo será la pena de prisión de seis meses a tres años, siempre que la lesión requiera objetivamente para su sanidad, además de una primera asistencia facultativa, tratamiento médico o quirúrgico.

Delitos de violencia doméstica o malos tratos

Son en los que se ejerce habitualmente violencia física o psicológica sobre quien sea o haya sido su cónyuge o sobre persona que esté o haya estado ligada a él de forma estable, o sobre los hijos propios o del cónyuge o conviviente, pupilos, ascendientes o incapaces que con él convivan.

El castigo será la pena de prisión de seis meses a tres años, sin perjuicio de las penas que pudieran corresponder a las faltas en que se hubieran concretado los actos de violencia.

Estableciendo la habitualidad

En este punto es importante tomar en cuenta que por lo general no se trata de un único acto violento. Para poder establecer la habitualidad de los delitos de violencia doméstica, se debe prestar atención al número de actos de violencia que resulten acreditados, así como a la proximidad temporal que hay entre cada uno. Estos actos pueden haber sido ejercidos sobre la misma víctima u otras de las comprendidas en el artículo 153 del Código Penal.

La violencia psíquica es un factor a considerar

En la reforma del Código Penal español del año 1999 se modificó dos aspectos esenciales al respecto de la conducta típica del artículo 153.

El primero de los factores que sufrió cambios hace referencia a la inclusión de todo tipo de violencias psíquica o psicológicas como acción penada por la ley. Por otro lado, también se amplió la definición de habitualidad contenida en el último párrafo del precepto número 35.

Lo que dice la ley de Seguridad Ciudadana acerca de la violencia doméstica

La Ley Orgánica 11/2003, de 29 de septiembre, en lo concerniente a la materia de seguridad ciudadana, violencia doméstica e integración social de los extranjeros establece en su exposición de motivos:

Un plan de lucha contra la delincuencia presentado por las autoridades del Gobierno el día 12 de septiembre de 2002, que contemplaba un conjunto de actuaciones pensadas tanto para organizar estos asuntos como para legislarlos. En este plan se pone un énfasis especial en las medidas dirigidas a fortalecer la seguridad ciudadana, a combatir la violencia doméstica y a favorecer la integración social de los extranjeros en las actividades de la sociedad española.

Con esta ley orgánica el Gobierno completó un conjunto de medidas legislativas que sirven de desarrollo a dicho plan. Por lo anterior es importante no considerar esta ley aisladamente, sino en el conjunto de iniciativas que lleva a delante el Gobierno para mejorar la protección de los derechos de los ciudadanos.

La inducción al suicidio

Cualquier persona que, de cualquier forma, incite a una persona para que se suicide, incurre en el delito de inducción al suicidio. Aquí es importante tomar en cuenta que comete este delito independientemente de que se produzca efectivamente o no la muerte del suicida.

Este tipo de delitos tiene un castigo de pena de prisión de cuatro a ocho años.

La eutanasia

Es cuando una persona causa la muerte o coopera activamente para que muera una persona que padece una enfermedad grave que necesariamente va a provocar su muerte o sufrimientos difíciles de soportar.

En estos casos, la pena que se impone es de prisión de dos a cinco años que puede verse reducida en uno o dos grados según las circunstancias en las que se desarrolle el hecho delictivo.

El delito de aborto

Este es un tema que ha causado bastante polémica en los últimos años y se ha convertido en todo un dilema político y legal. En la actualidad existen grupos de personas que están en contra del aborto y buscan promulgar, mantener y expandir las leyes antiaborto, mientras que hay grupos de activistas del derecho al aborto que quieren revocar o relajar esas leyes al tiempo que amplían el acceso al aborto.

En España está penalizado el aborto y se encuentra contemplado en el Código Penal en el Titulo II, del Libro II, en los artículos 144, 145, 145 bis y 146.

Por un lado, establece que quien produzca el aborto de una mujer, sin su consentimiento, será castigado con pena de prisión de cuatro a ocho años. Además, será inhabilitado para ejercer cualquier profesión sanitaria, o para prestar servicios de índole médico, bien sea en clínicas, consultorios ginecológicos, etc. por un período de tiempo de tres a diez años.

Esta misma pena será impuesta a aquellas personas que practiquen el aborto habiendo obtenido la anuencia de la mujer mediante violencia, engaño o amenaza.

Contáctenos

Envíenos un Mensaje

¿Preguntas?

¿Tienes alguna duda? ¿Quieres contratar algún servicio o pedir presupuesto?

Escríbenos, estaremos encantados de atenderte en la mayor brevedad posible

imginicio5

Solicitar presupuesto

    He leído y acepto la política de privacidad.