⊛ Conozcamos qué es un contrato y cómo se origina - Galán Palmero Abogados

Contratos

En el ámbito jurídico, toda sociedad además de regirse por las leyes, también lo hace por los acuerdos que alcanzan las personas entre sí. Es decir, muchas de las relaciones jurídicas que existen vienen enmarcadas en el cumplimiento de un contrato.

Ya sea entre particulares, personas físicas o personas jurídicas, incluso la misma administración, requiere de estos actos para poder desarrollar sus fines. Conozcamos un poco más sobre los contratos.

¿Qué es un contrato?

A pesar de que muchos aspectos de nuestras vidas se rigen por la existencia de un contrato, pocas veces entramos en el detalle de conocer a profundidad de qué se tratan. Desde un punto de vista meramente civil, los contratos son acuerdos jurídicos de voluntades, en los cuales se pacta el cumplimiento de una serie de obligaciones, lo que al mismo tiempo genera derechos entre las partes. Es de destacar que este acto, es de carácter privado entre dos o más partes.

La regulación genérica de los contratos, podemos ubicarla en el Título III, a partir del artículo 1254 del Código Civil español.

Validez de los contratos en Málaga

Señala el artículo antes mencionado los requisitos que deben darse para que los contratos civiles tengan validez. Del mismo, destaca que las partes deben tener capacidad legal para contratar. Pues bien, para cumplir con este primer extremo legal, las partes deben ser mayores de 18 años; por su parte, en caso de ser menores, deben estar legalmente emancipados.

Sin embargo, las personas entre 16 y 18 años, deben contar con autorización de los padres. En este sentido, los menores de edad, ni los incapacitados no emancipados, pueden firmar contratos.

Características de un contrato civil en Málaga

A continuación, haremos un breve recorrido por las características propias de un contrato civil. De esta forma, no será un problema identificarlo desde un principio. No obstante, siempre que se encuentre en la necesidad de firmar o negociar un contrato, le recomendamos asesorarse con un abogado especialista.

Lo primero que debemos mencionar es que un contrato genera derechos y obligaciones para las partes desde el momento en que las mismas manifiestan su consentimiento. Esto es una manifestación del principio de autonomía de voluntades, el cuál es la piedra angular de las relaciones jurídicas entre particulares. Como consecuencia de esto, los contratos se perfeccionan por el mero consentimiento y desde ese momento obligan al cumplimiento de lo pactado, asumiendo así las consecuencias conformes al uso, la buena fe y a la ley.

Lo anterior también implica que la formalización del contrato puede hacerse de forma oral o escrita, en la mayoría de los casos, y obligará a las partes con igual fuerza.

Por lo que respecta al contenido de un contrato, encontramos que se deben establecer los acuerdos y condiciones que deben cumplir las partes en los términos que consideren convenientes. Por supuesto, estos pactos en modo alguno pueden ser contrarios a las leyes, a la moral, ni al orden público.

Elementos esenciales de un contrato civil

De conformidad con el artículo 1261 del Código Civil, los contratos deben contener los siguientes elementos:

Consentimiento de las partes

Para que pueda hablarse de un verdadero contrato, las partes involucradas deben pactar y obligarse voluntariamente, es decir, deben desear celebrar el contrato con plena libertad. Además, debe tratarse de personas capaces desde el punto de vista jurídico.

Objeto del contrato

Todo contrato de debe tener un objeto, o sea, una finalidad. Este debe ser lícito, posible y determinado.

Causa de la obligación que se establezca

La causa es la justificación de la obligación que se ha creado por la voluntad de las partes, la que a su vez deberá ser lícita, verdadera y existente.

Capacidad de las partes

Es esencial que las partes tengan la aptitud para contratar en los términos señalados por el Código Civil. De este modo, no pueden suscribir contratos quienes tengan capacidad modificada judicialmente y los menores no emancipados.

¿Qué hacer ante el incumplimiento de un contrato?

Es normal que ante un pacto, exista el riesgo de que la otra parte no cumpla con lo acordado o cumpla de forma deficiente. En este punto se debe recordar que un contrato tiene fuerza de ley entre las partes, por tanto, su cumplimiento es obligatorio y para resguardar este principio, las leyes establecen mecanismos de protección y defensa.

Es así como ante un incumplimiento se origina la llamada responsabilidad contractual, lo que faculta a la parte afectada a reclamar ante los órganos jurisdiccionales mediante la presentación de demanda.

Ejemplos de contratos civiles

Hablar de todos los tipos de contratos civiles que existen sería materialmente imposible o al menos muy difícil, sin contar que existen contratos muy especiales que ni siquiera cabrían en una de las denominaciones conocidas. Pero esto no impide que hagamos un recuento de los contratos más comunes en materia civil, algunos seguramente ya los conocen por experiencia propia.

Contrato de arrendamiento

Es aquel contrato que obliga a una de las partes, llamado arrendador, a entregar un bien inmueble o mueble, para que la otra parte, denominada arrendatario, lo use, goce y disfrute, esto a cambio del pago al arrendador de un canon periódico. El bien sobre el cual se puede pactar este tipo de contratos, puede ser una vivienda, un local comercial u oficina, vehículos a motor, una maquinaria, etc.

Contratos de compraventa

Estos contratos obligan a una de las partes, llamada vendedor, a transmitir la propiedad de uno o varios bienes a otra de las partes, denominada comprador, quien su a vez se obliga a pagar un precio por ello.

Contrato de fianza o aval

Cuando un tercero se compromete a responder frente a un acreedor por el cumplimiento de una obligación que asumió otra persona, es decir un deudor, se habla de una garantía personal, la cual queda asentada en un contrato accesorio.

Contrato de donación

En este contrato, una de las partes (donante), transfiere de forma gratuita uno o varios de sus bienes a otra parte, denominada donatario.

¿Preguntas?

¿Tienes alguna duda? ¿Quieres contratar algún servicio o pedir presupuesto?

Escríbenos, estaremos encantados de atenderte en la mayor brevedad posible

imginicio5

Solicitar presupuesto

    He leído y acepto la política de privacidad.